Editorial ultrafacha



Lean el editorial de El País. A mí se me caían las lágrimas de la risa. ¡Vaya pataleta caudillesca cuando se rompe el monopolio!

El PP y sus amigos
EL PAÍS – Opinión – 07-08-2005

El Gobierno de Esperanza Aguirre, amparado en el paréntesis agosteño, ha hecho públicas las adjudicaciones de los 30 canales de televisión, siete de ellos en la capital, que conformarán el mapa televisivo regional. La lista de beneficiarios, y de excluidos, sólo es entendible si se acepta el criterio sectario de una Administración que además presume de liberal. No es una novedad. El PP de Aznar ya demostró durante sus años de gobierno un notorio desprecio por la pluralidad informativa y la libertad empresarial, en un continuo ejercicio de favorecer hasta la arbitrariedad a sus amigos y perseguir con saña a quienes se atrevían a discrepar de sus posiciones. Ni un milímetro se han separado de ese dogmatismo el PP de Aguirre en Madrid, el de Matas en Baleares o el de Fraga, in extremis, en Galicia. Mal asunto, pero aún sería peor que nos encontráramos ante una consigna de la cúpula del partido que dirigen Rajoy y Acebes: favores al afín y castigo al discrepante. Todavía quedan algunas comunidades regidas por el PP pendientes de comunicar sus adjudicaciones -Valencia, Murcia, Castilla y León, La Rioja- y tiempo habrá para comprobar la sospecha.

La lista de Madrid es ilustrativa: la Conferencia Episcopal, el arzobispado, el periodista estrella de la emisora de los obispos, líder indiscutible de la extrema derecha, el director de El Mundo, el máximo representante de Antena 3, editor también de La Razón… Entre los rechazados, Tele 5, Cadena Ibérica o Localia, impulsada por el Grupo PRISA, editor de EL PAÍS, el periódico de mayor difusión en España y en la comunidad madrileña. ¿De verdad piensa el PP que con tal nómina de beneficiarios y de excluidos alguien puede creerse que se garantiza la pluralidad informativa como proclaman los dirigentes de la Comunidad? ¿Qué razones profesionales o de competitividad esgrimirá Esperanza Aguirre ante los madrileños para justificar la concesión de cuatro canales a la Conferencia Episcopal, otros cuatro al más connotado locutor de la misma cadena, uno al contertulio más habitual de su programa, más otro, en Madrid capital, al arzobispado?

Tan incomprensible como el recurso al pluralismo es la apelación a la creación de empleo. Porque eso es precisamente lo que han hecho los empresarios y grupos de comunicación que sostenían las emisoras que hasta ahora estaban emitiendo con centros de producción, programación específica, decenas de trabajadores e inversiones multimillonarias. ¿No era ese mérito suficiente para el concurso frente a unos aspirantes cuyo único aval es una singular hoja de servicios al PP y a sus actuales y pasados dirigentes?

El Gobierno madrileño está obligado a explicar con claridad los criterios seguidos, como le ha pedido la oposición. Lo exige la pluralidad informativa y la libertad de empresa, basada en la calidad y los méritos profesionales. Los madrileños se merecen un panorama televisivo que no se limite al adoctrinamiento religioso y a los mensajes ultraconservadores de los amigos del PP.
———————————————————————–

Realmente este editorial no hay por dónde cogerlo. Además de la caradura que demuestran los del monopolio, es que es de tal sectarismo, tan ultra, tan totalitario, que casi se comenta por sí solo.

¿Paréntesis agosteño, señores de “El País”?¿Es que los gobiernos se paran en agosto? Bueno, si hay un incendio en Guadalajara o dos mil intoxicados por el pollo pimpollo y gobiernan los socialistas, va a ser que sí. Los gobiernos serios no se paran.

Cierto es lo que afirma el editorialista acerca de que “el PP de Aznar demostró un desprecio notorio por la libertad informativa y la libertad empresarial”.
No hizo cumplir la sentencia del Supremo sobre el antenicidio -Antena 3- y otorgó el monopolio de la televisión por satélite a Polanco. Y lo salvó de la quiebra.
Mientras, es cierto, se dedicaba a perseguir a otros, como por ejemplo a Pedro J. o a Jiménez Losantos, a quienes no hizo un sólo favor. Todo fue para Polanco.

Dicen que sería gravísimo que estas adjudicaciones en Baleares, Madrid o Galicia fueran a causa una directiva de Génova -Rajoy y Acebes- con el fin de defenderse de los continuos insultos de los Cebrianes y Polancos. Tienen razón: sería gravísimo pero para el PSOE.

Eso querría decir que Rajoy se habría dado cuenta de la nefasta política de comunicacicón que hasta ahora había seguido el PP. Eso querría decir que se acabó lo de gobernar en función de la portada del diario de Polanco. Eso querría decir que la derecha va a plantar cara al Caudillo Polanco. ¡Inaudito!

Imagínense: habría algo de pluralidad informativa. El fin del pensamiento único. Y siendo el gobierno del PSOE un gobierno de la Propaganda, eso es malo, malísimo, pero para el PSOE.

Y luego, la advertencia a Valencia, Murcia, Castilla-León y La Rioja. Por si se les ocurre adjudicar a quién ellos estimen mejor en beneficio de la pluralidad y en contra del monopolio…

Luego enumera el editorialista los beneficiados por las adjudicaciones, pero es que no se entera ni dice la verdad.

Y comete una tropelía al tildar al señor Jiménez Losantos de líder de la ultra derecha (que deben ser sus oyentes, que no paran de subir).

Ultraderecha tu padre, que le diría yo a Cebrián. Y acertaría. Mientras los Cebrianes, Polancos, Peces Barba, Haro Tecglen y demás totalitarios se forraban viviendo plácidamente a los pechos del dictador Franco, Jiménez Losantos estaba en la oposición franquista. Pero de verdad. No se tuvo que inventar un curriculum antifranquista a posteriori. ¿Quién se forró y comenzó sus negocios durante la época de Franco? Polanco. Propaganda totalitaria para mentes débiles italianas…

Cuando el Gobierno de ZP permite la emisión del Pluff en abierto, es en aras de la pluralidad informativa. Cuando se adjudica a empresas que no son PRISA es algo casi delictivo. ¡Pero qué fachas que son estos de El País!

¿Cómo era la frase del gobierno? Pregúnteles a los ciudadanos si quieren ver más teles, hombre… ¡Ah! Y lo del empleo ¿qué más da? Aquí PRISA se refiere a Localia, que ha estado emitiendo ALEGALMENTE durante años. Supongo que no pretenderá el editorialista que los gobiernen premien las actuaciones alegales ¿no?

El Gobierno madrileño está obligado a gobernar con honradez, transparencia y honestidad. Pero no debe explicaciones a ningún caudillo en decadencia, por mucho que Don Jesús se enfade. Y las televisiones no se adjudican en función a “méritos profesionales”. Hay que tener en cuenta la PLURALIDAD. Y pluralidad no quiere decir que todo sea para los mismos. ¿Y es que acaso fuera de PRISA nadie más está en condiciones de emitir? Que se lo digan a la Antena 3 de TV, líder hasta que Polanco la expropió y jamás la devolvió…

El PSOE y PRISA pidiendo libertad de empresa… el maestro Ciruela que no sabía sumar y puso escuela…

Y, por favor, en nombre de la Justicia y de la pluralidad informativa, así como de la libertad de empresa, vayan devolviendo lo que robaron cuando el antenicidio.

Otrosí: Vean lo que entienden los socialistas por pluralidad. La delegada del Gobierno en Extremadura ha multado a un mudo y a otras 130 personas por abuchear a dirigentes socialistas. ¿Esto sí les gusta a los de El País?

Anuncios