Yo alucino nuevamente (esta vez con uno del PP)

Leo entre escandalizada y horrorizada el artículo que D. Alberto Recarte escribe en Libertad Digital contra Jose María Lasalle, diputado del Partido Popular y miembro de FAES.

Y no es para menos. Resulta que el presunto intelectual -desde que Ramoncín es intelectual cualquiera lo es- ha encontrado su modelo a seguir:China.

La China donde por pensar distinto y opinar te fusilan y tu familia tiene que pagar la bala, que equivale a ni sé cuántos salarios mensuales. Y ha plasmado su delectación por la dictadura criminal en una ignominiosa Tercera de ABC, que aquí les dejo enlazada.

“China exhibe paulatinamente una superioridad sobre Occidente que es cada vez más explícita”, escribe el popular admirador de la dictadura comunista.

¿Cuál es la superioridad sobre Occidente -Europa-? ¿Los fusilamientos en masa? ¿La prohibición de internet? ¿La inexistencia de libertades individuales en la China? Que Europa está en decadencia y anquilosada es una verdad que no hace falta justificar detrás de ninguna dictadura.

Me recuerda a mí este diputado a aquellos izquierdistas fascinados por la extinta URSS, que iban allí de paseo y volvían contando las maravillas del régimen soviético. Hasta de los planes de Lissenko, ese criminal iluminado.
Incluso alguno ha vuelto de Corea del Norte cantando sus excelencias. Las mismas que hoy en día canta la izquierda sobre el gran paraíso terrenal que es Cuba. En Cuba la excusa es la Sanidad. En China, la liberalización del mercado. En Somalia -para otros- que no haya Estado (en USA tampoco hay Estado pero eso no les interesa). Enemigos de las democracias todos ellos.

Y no creo que el señor Lasalle lo sea, pero evidentemente ha plasmado por escrito una barbaridad enorme.
Intelectuales fascinados por el régimen criminal de turno. Alienadores de cerebritos débiles.

Tengo para mí que si el señor Lasalle tuviera unos cuantos añitos más andaría por ahí fascinado por el Chile de Pinochet por eso de que no hay sistema de pensiones público (lo cual es bueno, pero Pinochet fue otro dictador criminal, se pongan como se pongan). Pero como la dictadura a justificar, en este caso, es comunista, todos callados. (Ahora alguno dirá “cómo te pasa”. Pues yo no veo la diferencia).

Pues no. Dictaduras caca, como le digo a mi hija.

Sinceramente, me parece vergonzoso que el PP aloje entre sus filas a semejantes individuos. Y gravísimo me parece que este señor pertenezca a FAES, “think tank” del centro-derecha español.