Después de los funcionarios de Justicia,

la policía y la Guardia Civil. Estaba cantado.

Y, además, es que tienen razón.

Anuncios