Siempre igual…

No pararon hasta prohibir, usando para ello todo tipo de mentiras y propaganda, el DDT y causaron con ello la muerte a millones, sí, millones de personas. Por supuesto, jamás han pedido perdón por ello y siguen insistiendo en pregonar el fin del mundo.

Ahora, con su política de energías para pijos (Gorbachov en el Fórrum pixit et dixit), esto es, los biocombustibles, están provocando una verdadera crisis alimentaria en el Tercer Mundo. Claro que ¿qué son unos cientos de miles de negritos muertos de hambre si con ello podemos frenar el calentamiento global, si es que es malo, que eso es otro tema, digamos cinco minutos?

Vía LD, que nos cuenta, además, que la solución que dan los comedores y bebedores del Banco Mundial no es recomendar dejar de lado la pijiprograda de los biocombustibles y dedicarse a la nuclear por limpia, barata y segura, sino que, as usual, inyectar dinero a regímenes corruptos. O sea, hacer más rico al tirano de turno mientras la población se sigue muriendo de hambre, La ONU, que son los del DDT, pronostican el fin del mundo. Lo de siempre.

Las causas son muy diversas. Las inundaciones del año pasado destruyeron buena parte de las cosechas. Pero el aumento exponencial del cultivo de plantas dedicadas a la obtención de biocombustibles es la causa principal, no sólo de la falta de maíz, también del encarecimiento del trigo y el arroz. Muchos países africanos en vías de desarrollo confiaron en un aumento de los ingresos gracias al boom de los biocombustibles. En Senegal, por ejemplo, se creó un Ministerio para Biocombustibles y Energías Renovables.

En Congo el Gobierno desarrolla un programa para estudiar las posibilidades de implantar grandes extensiones de tierra dedicadas a los biocombustibles. En Tanzania, la mitad de la superficie cultivable ya se dedica exclusivamente a este tipo de plantas.

Siempre igual. Algunos no cambian.

Otro que no cambia es Juan Manuel de Prada. Igualito que los de arriba.

Anuncios

7 pensamientos en “Siempre igual…

  1. Elentir

    Espero que llegue el día en que los ecologistas empiecen a preocuparse por su propia especie, en vez de anteponer los problemas de animales y plantas a las necesidades de los seres humanos. Me pregunto cuántos millones de personas tendrán que morir de hambre para que los ecologistas caigan de la burra.

  2. Lugo liberal

    ¿Son los biocombustibles un crimen contra la humanidad?

    Los daños colaterales de los biocombustibles
    Enrique Brito: La idea genial que hizo surgir a los biocombustibles, el ser una alternativa (teóricamente) “verde” al petróleo está generando una grave crisis por el alza de precios de los alimentos. El impacto en los precios es evidente: ahora produces el mismo bien y al dedicarlo a otro mercado obtienes más ingresos. La Unión Europea y los Estados Unidos incentivan estos cultivos por medio de subvenciones mientras que gravan su importación con aranceles, por tanto no dan la posibilidad de que sean los propios paises en desarrollo los que se beneficiaran doblemente produciendo maíz, tanto para consumo como para obtener ingresos de los paises ricos para que éstos produzcan biocombustibles.
    http://lugoliberal.es/1599/

  3. Pingback: Lugo liberal

  4. Ángel

    Estupendo, anghara, aunque me gustaría que lo tuyo fuera un editorial de El País; ya sé que de muy de cuando en cuando, El País les da un viaje a sus hijos naturales, cuales son los ecopanzistas, los ecodiluvianos o los ecolojetas sin más; pero hay que recordarles que ellos son sus padrinos; especialmente ahora que no saben como justificar el agua del Ebro para Barcelona, o la compra de energía nuclear a Francia.
    ¡A por ellos!

  5. anghara Autor de la entrada

    Uy, es imposible que algo así lo cuenten en “La Bola”. Son de los que tendrían que pedir perdón. Los Cebrianes son los que en los 70 contaban que si te acercabas a menos de 1 Km de un bote de DDT contraías cáncer seguro y, además, te salían 8 brazos y 4 piernas.

Los comentarios están cerrados.