Rajoy: editorial de “El Mundo” y las disculpas de Losantos.

Losantos en su blog:

Nunca pensé que Rajoy pudiera comportarse tan aviesamente y debo pedir públicamente disculpas a todos aquellos a los que que influí o convencí para que lo votaran en las últimas elecciones. Yo fui, si no el primer engañado, uno de tantos votantes del PP que creyó de buena fe en su discurso, pero si persuadí a algún indeciso de que, por razones morales, lo votara como Presidente del Gobierno, le ruego me perdone. Llevo muchos años viendo en primera fila el circo político nacional pero nunca el espectáculo de que un oso torpón resultara serpiente. (…)

Después, en un ataque al liberalismo tan caricaturesco que avergonzaría al mismísimo Llamazares pero que responde perfectamente a la zafiedad ideológica de los Arriolalobos, va y dice que que hay que ayudar a los que lo necesitan o no han tenido suerte, como si los liberales defendieran otra cosa y como si Esperanza Aguirre no presidiera la comunidad que más ayuda social ha dispensado a los necesitados en toda España, como por otra parte se hartó de decirle –ya se ve que sin creerse nada– el propio Rajoy a Zapatero en televisión. ¿Cuándo miente Rajoy? ¿Cuando defendía Aguirre o cuando la ataca? ¿O acaso, como le dijo él a Zapatero, miente siempre, con descaro, premeditación y alevosía?

Rajoy, la huida hacia delante y el cuento de la lechera (Editorial de “El Mundo”, 20/4/08 )

RAJOY, LA HUIDA HACIA ADELANTE Y EL CUENTO DE LA LECHERA

Nunca hasta ayer una discrepancia interna educadamente expuesta había llevado al líder de uno de los grandes partidos del país a mostrar la puerta de salida a uno de sus activos principales. Mariano Rajoy lo ha hecho con Esperanza Aguirre en una muestra de autoritarismo y de ceguera política. El presidente del PP escenificó un puñetazo sobre la mesa ante las voces que solicitan que haya un debate de ideas tras la derrota del 9-M y un proceso de renovación democrático. Estuvo desafiante y no dudó en ridiculizar los apoyos de Aguirre, su posible rival, sin importarle acudir para ello a un populismo anticapitalino que podría suscribir cualquier demagogo de campanario: «No se pueden confundir 25 personas de Madrid con España». Ni tampoco los palmeros a sueldo con la opinión pública, habría que añadir.


Fue al distorsionar como «doctrinarios» los planteamientos liberales de Aguirre cuando Rajoy advirtió que apuesta por «estar donde estamos, en el Partido Popular Europeo, en el Grupo Popular en el Parlamento Europeo (…), y si alguien se quiere ir al Partido Liberal o al conservador, que se vaya». En el fondo, tanto ardor al defender su sillón en alguien otras veces tan comedido es un signo de debilidad y revela que se siente inseguro y crecientemente cuestionado. Su aparente golpe de autoridad es una huida hacia adelante en la que no sólo pretende blindarse como presidente del PP, sino como candidato para las próximas elecciones. ¡Qué cosa tan extraña que cuando los vencedores ni se lo plantean, el perdedor pretenda dejar ya el 2012 atado y bien atado! ¿Qué partido elige a su candidato a cuatro años vista?

Si Rajoy fuera consecuente con su criterio de que «sería bueno» que en el congreso de Valencia hubiera otros aspirantes, debería comportarse con más fair play. Porque él es a la vez juez y parte y el acto de ayer fue un claro abuso de esa doble condición. Si Aguirre, que ni siquiera es candidata, recibe este trato por sus manifestaciones ¿qué quedaría de ella si llegase a presentarse? Tras lo acontecido ayer es triste contrastar que, después de tantos años de sucesiones dedocráticas, en el PP no existe ni la cultura ni la atmósfera para ejercer la democracia interna.

Rajoy intentó dar la vuelta a la realidad para presentarse como el candidato natural de las bases y no como el del aparato controlado por él mismo. Por eso dijo que son los compañeros quienes le piden que se presente, y no «ningún periódico ni ninguna radio», en una clara alusión a aquellos medios que hemos solicitado que la renovación se haga por la vía democrática. También dijo que él no responde a «grupos de presión». Estamos seguros de que quería que nos diéramos por aludidos. Lo hacemos y advertimos que, en su peculiar manera de entender el juego democrático, EL MUNDO ejercía la libertad de expresión cuando hace sólo mes y medio pedía el voto para las listas que él encabezaba y se ha transformado en oscuro «grupo de presión» por defender que sean sus 10 millones de votantes en unas primarias o sus 700.000 afiliados -convocados para algo más que para pegar carteles- en un congreso limpio y abierto, quienes elijan a su candidato a La Moncloa. Huelgan comentarios.

Por otra parte, resulta un ejercicio de voluntarismo infantil que quien acaba de perder por segunda vez las elecciones diga que va a arrancarle a su oponente dos millones de votos en los próximos comicios (¿por qué no cuatro?). En alguien que ha sido derrotado por su contrincante en todos los debates en los que se han medido, esto se nos antoja el cuento de la lechera. Es cierto que de ilusión también se vive, pero no será enseñando el camino de la puerta al discrepante y coceando a quien lealmente propone una senda distinta a la que a él le conviene como Rajoy logrará que el PP aumente su base social.

Tienen razón.

¡Ay, qué gran error de Rajoy, romper el gran partido de centro-derecha por no querer debatir sobre ideas! Y todo porque gente como Arenas o Arriola carece de ellas…

En fin… que ellos sabrán lo que se hacen. Eso sí, el invierno mediático me da que se acaba de convertir en era glaciar. Claro que los del Zentro a lo que aspiran es a ser los candidatos de PRISA.

Y yo que creo que el masoquismo del 80% votantes de la derecha sociológica, o sea, los que tienen principios, tiene sus límites…

¿Saben ustedes cuándo desapareció la UCD? Cuando dio el giro a la izquierda y se dejó llevar por los barones. Está claro, no han aprendido. Ni aunque Cascos se lo recuerde.

Visto lo visto ¿a alguien le extraña lo de Pizarro?

Por cierto, mañana a las 22:00 horas en TVE Esperanza Aguirre en 59″. Máximo interés desde el punto vista informativo. O sale en volandas o se hunde. A ver qué pasa. El martes por la mañana lo comentamos.

Anuncios

8 pensamientos en “Rajoy: editorial de “El Mundo” y las disculpas de Losantos.

  1. Aleon

    Pues nada… la ha cagado.
    Menos mal que nunca perdí la “Esperanza”…
    Que pena, que mal asesorado está y cuanto daño está haciendo…

  2. Elentir

    Todavía no me puedo creer la tremenda metedura de pata -si es que en realidad no fue algo calculado- que cometió ayer Rajoy. No me puedo creer que un político con su experiencia pueda cometer tal error sin darse cuenta. Es que no salgo de mi asombro, vamos.

  3. Alberto Esteban

    Muy acertado Losantos. Pero no es cuestión de pedir perdón, porque en su momento todos hemos defendido lo que creíamos mejor en ese momento. Pero ahora Rajoy nos ha traicionado… pues que se atenga a las consecuencias.

    Saludos

  4. ProfesorM

    Muy buenas a todos:

    Por partes.

    Y empezando por lo más cercano. Si FJL y PedroJ quieren opinar, que lo hagan, pero que al menos que tengan el decoro de apoyar a Esperanza Aguirre. Estoy hasta los c… de que aquí se tire la piedra y se esconda la mano. Si el debate lo dejamos en manos de los periodistas de cabecera de uno y otra, apañados vamos.

    Para Rajoy. Estas declaraciones son un síntoma. Su posición en el partido no es fuerte (aunque parezca lo contrario estando rodeado de barones regionales) porque para él sería comodísimo estar callado y esperar el batacazo de Aguirre en el Congreso. Los puñetazos en la mesa a lo más, en la barra de una taberna.

    Para Esperanza. Yo, oído a Rajoy y visto el nerviosismo, me presentaba. Si pierde (probable) ha marcado su posición y se coloca la primera en sucesión a nuestro “lider” (si alguien piensa que va a ganar Rajoy alguna elección, es que ha bebido lo mismo que Maragall). Si gane (sorpresa no descartable), lo primero a hacer es echar a patadas a Arriola & Wife y al traidor de Gallardón.

    Un saludo a todos

  5. Harto

    Una sóla vez me hubiera gustado ver a Rajoy dirigirse al gobierno con la misma contundencia y fuerza con que dijo ayer lo que dijo.

  6. anghara Autor de la entrada

    Estoy de acuerdo con Profesor M. con una matización: yo a Aguirre le he oído un discurso ideológico (bastante light, por cierto), que fue el “no me resigno”. A partir de ahí sólo he oído descalificaciones hacia Aguirre y a Rajoy aún estoy esperando que diga algo al respecto del debate de ideas. Lo único que ha dicho es que ese debate ¡ya se ha celebrado! -lo dice en el discurso de ayer-.

    Es más, aún estoy esperando a enterarme qué parte del “no me resigno” no comparten Arenas, Arriola o Gallardón. ¿La defensa de la nación española? ¿la defensa de los principios liberales? Tienen miedo a responder a eso, porque igual nos encontramos con que son lo mismo que los de la ceja, o peor.

    Yo estoy completamente alucinada con lo que está pasando con el PP. Es más, empiezo a pensar que hay cosas que no se saben o algo.

    Ahora, yo no creo que Aguirre deba presentarse a un Congreso después de lo ayer que fue de un autoritarismo impresionante. Pero ni Aguirre ni nadie. Que gane el Congreso.

    Una vez más tendrá razón Cascos: los partidos están para ganar elecciones, no congresos.

    Y la leche que Rajoy se va a pegar el año que viene… promete ser de escándalo.

  7. Aleon

    Que pena, que pena todo esto. Gallardón frotándose las manos… y todos los votantes en ascuas.
    Rajoy… qué me has hecho?

  8. Pep

    Tras perder dos elecciones (la diferencia con Aznar y González es que estos se acercaban mientra Rajoy venía de mayoria absoluta). La realidad es la siguiente:
    1.Segun los votantes del PP y el propio Rajoy, ZP es el peor presidente de la democracia. Pues bien, muy bien no debe haber sido el de la oposicion.
    2. Fue Rajoy quien se jugó la carta de PP+Obistpos+Acebes y no Esperanza, asi que ásuma su responsabilidad. No puede haber renovacion de todos menos del maximo responsable.
    3. Rajoy es un acomplejado, ahora dice ser socialdemocrata y se mete con Madrid (que conste que no soy madrileño pero no puede ser que Madrid que es granero de votos del PP tenga la culpa), ademas se calló y luego negó estar a favor del trasvase en los debates con ZP, pues ahora que se calle!no convence, no tiene carisma, esta muy mal valorado por sus propios votantes y peor aun por los del PSOE y lleva 12 años en primera linea de política.
    Conclusión. Lo unico que esta demostrando Rajoy es ser un cacique, no asumir la responsabilidar y cargarse a un partido tan importante como el PP. Vayase a casa si no es un sinverguenza!yo desde luego no votare al PP mientras siga Rajoy.

Los comentarios están cerrados.