Archivos diarios: abril 30, 2008

Hora del café

Pausita para descansar un rato y si eso meter alguna entrada en el blog. Pero hoy no se me ocurre nada. Doy por hecho que pagar rescates, amén de delictivo en la mayoría de las democracias por lo evidente, es inmoral. Y más aún doy por hecha la falta de ética del gobierno que han votado los mismos españoles que luego, preguntados por encuestadores de esos que manipulan la opinión pública -verdadera tirana del siglo XXI-, dicen que el presidente del desgobierno es un trolas sólo comparable a Pinocho. Cualquiera lo entiende… Por cierto… ¿sabían que ZP también tiene un primo? Pero a éste lo coloca el de la ceja, no se coloca por méritos propios. Para que luego llegue el hermano de Juan Guerra y hable algo de forrarse fuera de la política (que es lo decente).

Navego un poco y me entero que los padres de Mari Luz, la niña asesinada por el pederasta que tenía que haber estado entre rejas, organizará una caravana en apoyo a la cadena perpetua para estos delincuentes y me pregunto dónde hay que ir para adherirse. Sí, ya sé que para los progres eso de la cadena perpetua -que la hay en Alemania, Francia, Italia y medio mundo democrático- es de fascistas. Ellos, faltaría más, están para proteger al inocente pederasta. Y digo inocente porque la culpa, según los progres, no es del delincuente. Es de la sociedad. Como en el caso del secuestrador y violador autríaco. Ya. Pero es que yo no soy progre. Por eso quiero que gentuza de esa calaña, como bien explica Luis en Desde el Exilio, no vuelvan a ver la luz del sol. Es lo justo. Y yo creo que la Justicia, no en el socialismo.

Para progres algunos del Partido Popular, que parecía ser un partido de principios y convicciones y se está destapando como una pesoe bis. Normal que se larguen algunos como Zaplana. Cambian Zaplana por Soraya. Cambian Betina sí al canon por Lasalle soplagaitas -o sea, que me quedo igual-. Cambian Mayor Oreja por Nuñez Feijóo o Soria. viendo el cambio de principios por podercambio el voto por la abstención.

Y encima, que conste, no me ha llegado aún la carta para votar en las elecciones de compromisarios que ya han tenido lugar. ¿Se habrán olvidado de mí o el envío ha sido selectivo?

Vamos, que las cosas están la mar de revueltas. Casi todas. Como el paro, que no para de subir mientras la venta minorista se pega un castañazo histórico. Pero no hay que decirlo. Porque contarle la verdad a los españoles es ser antipatriota. Por eso a un trasvase en toda regla a Barcelona, que tiene más campos de golf que Valencia y Murcia juntas, lo llaman “transfusión”, “captación puntual” o cualquier memez semejante.

Dicen los metereólogos que este Puente del 2 de mayo (el 1 me importa un carajo) va a hacer sol veraniego. Menos mal. Porque el 2 de mayo a las 12:00 horas si no recuerdo mal tendrá lugar la recepción de Esperanza Aguirre en la Puerta del Sol. Y anda que no hay madrileños que querrán ir a apoyar a su Presidenta y más cuando dicen que de afrancesados sorayescos, gallardonitas y zetapetines la recepción estará llena

Anuncios

¡Increíble! ¡COPE sigue creciendo!

Podría pensarse, bueno, quiero decir que los borregos podrían pensar, que COPE debía de haber descendido en número de oyentes después de que Jiménez Losantos y Vidal se pasen el día sacuciendo a los Lasalles, Sorayas y Marianos. Pero sacudiéndolos cual estera. O sea, como se merecen.  Pero no.

¡¡¿Cómo?!! Pues muy sencillo. Porque incluso los hay, y parece que por miles, que escuchamos La Mañana o La Linterna y no estamos de acuerdo en muchas cosas -en otras sí-. Pero como tenemos criterio propio pues seguimos oyendo los que son, en mi opinión, los mejores programas -y los más independientes del poder político- del panorama radiofónico actual. Reconociendo que no son en absoluto aptos para progres de esos que se sulfuran por las formas si son un poco agresivas pero que tragan la basura de fondo que sea necesaria.

El día que en la SER sacudan al PSOE igual que en COPE sacuden al PP igual dejan de inventarse suicidas y comienzan a ser “plurales” e independientes pero de verdad.