Gallardón, el eterno aspirante inmerso en su eterno viaje, partidario de pactar con los nacionalismos o la disección del tocomocho.

Gallardón, partidario, como los Soria o Sánchez Camacho, de pactar con los nacionalismos. Por ejemplo, con el PNV que acusa a la Guardia Civil de torturar a etarras. Con los mismos de Lizarra o el Tinell. O con los que van al notario. Yo no sé quién le ha escrito este párrafo, pero es todo un acierto, vamos.

Hay que invitar a los partidos nacionalistas a participar (…) Esos partidos hablan ya menos de la lengua y la bandera* y más de los ferrocarriles, el metro y el PIB. Es un buen síntoma, aunque aún les falta. (A.R.G.)

Gallardón, eterno aspirante a presidir el PP con la anuencia de la izquierda,  ha reclamado que el PP siga viajando al Zentro (pues anda que no está Gallardón lejos del Zentro, que lleva viajando a él desde hace ¿20 años? ¿30 años? cuando era secretario general de Alianza Popular).

Los populismos cunden cuando el desarrollo fracasa. Con compromiso e inversión, con esfuerzo y generosidad, no hay populismo, sino clases medias, políticas centristas y generación de empleo. España tiene que ser el motor de ese proceso (A.R.G.)

Falso. Los populismos triunfan cuando la clase política se aleja de los ciudadanos y sólo se mira el ombligo. Ahí tienen Italia. Ahí tienene el ayuntamiento de Madrid.

Por cierto, no se pierdan este baboseo al Borbón, ese que dice que ZP es chachi-guay y que sancionará con su firma el Estatuto de Cataluña. Porque el discurso de Gallardón es el discurso del aspirante oficial del régimen. Gallardón, porque a él le da la gana y sin más argumentación, dice que la derecha republicana (que es en mi humilde opinión la más liberal, porque ya me dirán cómo se come ser liberal y monárquico aunque te apellides Schwartz), no tiene sitio en el PP. Anda que no estoy yo buena. Primero me invita Rajoy a irme y ahora Gallardón. 😛

Por eso, me consta que mi partido se encuentra hoy en su sitio natural: la lealtad a las instituciones del Estado constitucional del que los españoles se han dotado, empezando por una defensa cerrada de la Corona, cuya erosión sólo interesa a aquellos que anhelan el menoscabo de un poder moderador, y no pueden pasar, al margen de su signo ideológico, por compañeros de viaje del PP. (A.R.G., bota bota el pelota)

Y la metedura de pata cuando hace hincapié en viajar al Zentro. Vamos, que el PP está en algún extremo, según él, y viaja eternamente no se sabe a dónde. Anda que no se nota que el discurso estaba escrito antes de conocerse el magnífico discurso pronunciado hoy por Aznar, en el cual da la receta de su triunfo: no renunciar a los principios. Discurso de mucha más enjundia y solvencia intelectual que el del pimpollo de la pelotita éste.

Pero si somos consecuentes con ese camino, pronto desembocaremos en el segundo: el que nos sitúa en el centro del espectro ideológico, que Aznar supo ocupar en las dos únicas elecciones generales que hasta hoy ha ganado el PP, y donde por tanto se encuentra la única solución probada para romper esa limitación que algunos refieren cuando dicen que frente a nuestros 8 años de gobierno otros llevan 22. El centro no puede ser un paréntesis en la historia del PP, porque si eso ocurre será muy difícil regresar al gobierno.

Y… tachán… ¡¡¡¡¡¡Alianza Popular en el Zentro de los Zentros!!!!!!!Le centre c´est moi et mon pere(perdón por mi francés macarrónico), dice el alcalde-sol, que brilla más que el sol.  

Jur, jur, jur. Es que es tan complicado justificar el pasado…

Para el PP, el centro es un ámbito familiar, toda vez que nació por la formidable acción fundadora de Manuel Fraga en la Transición mientras dialogaba con las otras opciones políticas y sobre todo con la complejidad de la sociedad española, y porque se refundó, después, en el mundo postideológico que sucedió al muro de Berlín

Aquí el que le ha escrito el discurso demuestra que no tiene ni idea de qué es el liberalismo. No sé si habrá sido Lasalle.  Pero vaya empanada mental… Tres frases más y resultaría que lo liberal es freir a impuestos a los ciudadanos y su máximo exponente son los parquímetros (por cierto, están en huelga los del SER y se aparca gratis). Lo de doctrinario ya es el remate, claro. Que lea un poco a Revel, por Alá.

El centro es también nuestro espacio característico por cuanto constituye la expresión más espontánea del liberalismo, que, como actitud y escuela de pensamiento, se distingue por ser una pragmática celebración de la pluralidad, a la que ofrece un cauce lo más dilatado posible para conciliar puntos de vista diversos aunque convergentes, conforme a una vocación reformista distante de todo conservadurismo, y más aún de cualquier actitud doctrinaria

Terminamos: Gallardón como juez imparcial decide que Rajoy es el mejor candidato para el PP (hombre, que se declare imparcial un tío que vive casi desde niño de la gaviota… es que tiene narices). Para él la prueba irrefutable de su objetividad es que a pesar de que no le han dado todos los caprichos de niño mimado, pues le interesa más Rajoy que ninguna otra opción.

Y la expreso también desde la objetividad que me da apoyar a una persona cuyas decisiones no siempre han sido favorables para mí.

El discurso íntegro, aquí (Ojo, les recomiendo visionar antes “Sissi Emperatriz” para aguantar algo tan pastelosamente cursi y políticamente correcto. Se lo digo porque yo me lo he leído de cabo a rabo)

*Los enlaces son en homenaje a Manuel Fraga, la joven promesa de Alianza Popular que hizo posible que estas cosas tan zentristas estén sucediendo en Galicia.

 

Anuncios

7 pensamientos en “Gallardón, el eterno aspirante inmerso en su eterno viaje, partidario de pactar con los nacionalismos o la disección del tocomocho.

  1. Clandestino

    Patético. Indigno. Ventajista. Pelota. Además de más falso y rastrero que el mejor pesoista.

    Le he visto de pasada en TV, mientras llegaba Rajoy y lo saludaba, para seguir saludando a otras personas alineadas frente a él. Cuando acaba, intenta colocarse entre dospersonas cercanas al lugar en el que estaba, pero el Gallardón se sale de la línea, lo coge del brazo y casi lo arrastra hasta colocarlo a su lado.

    Ya sabemos en qué manos ha caido el flojito de Mariano. Menudo consejero. Marianito tiene los días contados. Está perdido apoyándose en el de ‘la navajita’. El el expoliador de Madrid lo utilizará para intentar ganar el congreso de Junio. El próximo candidato a la Moncloa, del PP será este elemento. Tendremos que acostumbrarnos a pelear con el ZP original y con los múltiples sucedáneos que parecen aflorar desde el partido ‘amigo’.

  2. Aalto

    Rajoy: “Gallardón estará en la dirección del PP”

    Vaya, pues parece que no estaba tan muerto.

    🙂 🙂 😉

  3. Alucard Saeba

    Aalto, es que Rajoy también es un zombie político… Yo creo que a la nueva dirección se le puede llamar “la dirección de los muertos vivientes” :P.

    Por cierto, como ya he dicho muchas veces, el PP no volverá a tener mi voto en muucho tiempo.

    Preveo grandes resultados electorales para Z y Rosa Díez…

  4. anghara Autor de la entrada

    Pues parece que seguirá siendo vocal aunque no entiendo sinceramente a qué tanto alboroto. Como cuarto o quinto plato después de que gente que ha demostrado su valía en la empresa privada como Pizarro hicieran un corte de mangas… y ser vocal… pues bueno… igual es para tirar cohetes xD

    Y no, no va a ser secretario general. A mí me fastidia (lo digo completamente en serio) por un sencillo motivo: porque la ejecutiva que salga, si Rajoy llega a Valencia, que eso yo no lo sé aunque apuesto a que sí, del congreso de Bulgaria no dura más de un año.

    Aalto, cuánto me apena que sólo te pases por aquí para colgar noticias de las seis de la mañana que aluden a Gallardón y tu silencio cuando se trata como a una demente a gente como María San Gil. De verdad que me apena mucho.

  5. Pingback: Gallardón insulta a la inteligencia « Es la libertad de expresión, idiotas

Los comentarios están cerrados.