Por qué dan asco los del PP.

Pero asco.

Esto le dice la alfombrilla de Coalición Canaria, morena de tomar el sol y vivir plácidamente a la señora que vió cómo asesinaban de un tiro en la nuca a su amigo y que lleva jugándose la vida por la libertad décadas:

“María, he recibido tu ponencia. ¡Arriba España!”

Cuando Alicia Sánchez Camacho decide apoyar la ponencia de San Gil va Rajoy y le envía a Lasalle, que en el párrafo de “no negociar con ETA” introduce “no negociar políticamente con ETA”. O sea, que sí negociar con ETA. Y María ya no aguanta más insultos y se larga.

Reacción de Rajoy, el de los actos caudillistas para preparar su funeral (sólo faltaba en Valladolid Víctor Manuel cantando “Ese hombre“) : Le dice a San Gil cuando anuncia que no renuncia a sus principios y que ahí se quedan los Zentristas: “¿Tienes ya a donde ir?. Pues piénsatelo.”   Indecente, ¿verdad? Revela la mentalidad de la casta política.

Y María, la decencia del PP, se largó. Y Ortega Lara, el honor del PP, se fue.

¿Esto es lo que votamos? Yo no, desde luego.

El PP, este PP, indecente, sin honor y sin convicciones, está listo para que el niño de Alianza Popular se haga con él, si es que puede. Porque por lo que se ve de oportunistas trepas el partido lleno. Y a Albertito le va a salir dura competencia para ponerse de alfombrilla de ZP, PRISA y hasta del PNV o lo que haga falta. Hay dos, y ninguno es mujer, que compiten por ser los neo-Chamberlain.

Eso sí: Con mi voto, no.

¡Qué bien se está en casita!

Anuncios

4 pensamientos en “Por qué dan asco los del PP.

  1. brigate

    Ni con el mío!… además si nadie se presenta como alternativa, quiere decir que ni esos que yo creía que valian la pena, valen realmente…

  2. m|ses

    Mientras el sistema se derrumba, y se presenta una oportunidad brillante para apostar por el liberalismo, el PP decide volver a AP.

    Lástima.

  3. Akira

    “Eso sí: Con mi voto, no.
    ¡Qué bien se está en casita!”

    “Nada tan estúpido como vencer; la verdadera gloria está en convencer. ”

    Victor Hugo.

    😉

Los comentarios están cerrados.