Archivos diarios: junio 5, 2008

Amenazas filoterroristas (presuntas, claro) contra Losantos

Está de moda: cualquier totalitario u obsesivo compulsivo que quiera tener unos segundos de gloria antes de descubrirse que es un mediocre más del montón arremete contra Jiménez Losantos, cuyo juicio por injurias (repito: por injurias)  parece ya un juicio contra terroristas o algo así. Resulta que la señora de Sopena ha sido condenada por trolera… ni una línea. Resulta que Sopena ha sido condenado por difamar nada menos que a víctimas de ETA… ni una línea. De la SER hay varios condenados… ni una línea. Y es que todos esos juegan en la línea del pensamiento único borreguil. Losantos no. Él va por libre. Y por eso les causa pánico.

Y es que no se trata de un juicio. Se trata de la caza del hombre. Del asesinato civil del hombre libre. Sea ese hombre Jiménez Losantos, fuera en su día Antonio Herrero o sea mañana Pepe Pérez.

El último ataque liberticida, un artículo publicado en el Diario de León en el que no sólo se mofan del atentado terrorista que sufrió Losantos por defender la libertad en Cataluña, sino que, encima, avisan que se podría volver a repetir

El artículo lo firma un “hombre de la paz” llamado José Luis Gavilanes, conocido en su casa a la hora de comer y en la checa a la hora de…

Periodista Digital es quien se ha encargado de hacerle la ola. Espero que Alfonso Rojo no supiera nada y rectifique de inmediato.

Espero que Losantos lo denuncie por amenazas terroristas. Y que algunos se tienten los machos. Porque como haya un atentado… todos vamos a saber a quiénes señalar como responsables políticos del mismo. ¿O no están pensando en los mismos que pienso yo?

PD Si por casualidad eres tan malnacido e hijo de puta de pensar “se lo merece”, este no es tu blog. Mira a ver si hay alguna borrico caverna abierta. Hoy te mofas de las amenazas contra Losantos y te ríes de su atentado, mañana igual te ríes de cualquier otra víctima del terrorismo. Das asco. ¿Crees realmente que entre cualquier batasunillo y tú hay mucha diferencia?

PD Este no es un comentario sobre el juicio por injurias (jamás un juicio tan tonto ha sido tan comentado; cómo estará nuestra calidad democrática que se habla del juicio de Losantos y no de lo de María Emilia Casas o Vicente Garcerán). El juicio lo comentaré cuando haya sentencia.

Anuncios

El suegro del gurú del Zen-tro: “Franco nunca fue totalitario”

Utrera Molina, suegro de Gallardón e intelectualmente infinitamente más solvente que éste, explica en su libro cómo se llegó al colmo del Zen-tro y  de él hacia el socialismo más radical.

Sin más comentarios.

Relacionados

¿Por qué Ruiz-Gallardón no entiende a Utrera Molina? (Agapito Maestre)

“No es cierto que hoy vivamos escenificando la demagogia, falsificando la realidad o liquidando la vida moral. Lo hacen algunos, sí, pero el impedir que lo hicieran aún siendo conocedores de su error sería perjudicial tanto para ellos como para nosotros.” Estas palabras contienen todo el relativismo cultural y político, en realidad, toda la ideología oportunista, que adorna al llamado centrismo político español. La tiranía de lo políticamente correcto está recogida en esas líneas. Han sido escritas por un hombre joven llamado Rodrigo Ruiz-Gallardón, hijo de Alberto y nieto de José Utrera Molina, dirigidas a su abuelo paterno después de haber leído el primer libro de memorias del ministro leal, seguramente, el más fiel de todos los que tuviera Franco. Una autobiografía, dicho sea de paso, imprescindible para saber qué fue el franquismo, que le ha servido al joven Rodrigo para conocer quién era su “abuelo antes de ser su abuelo”. (…)

No estamos ante unas memorias convencionales, de esas que ocultan pasados calamitosos o cierran puertas para que no veamos un futuro esperanzador, sino ante una obra, por cierto, muy bien escrita, para conocer el presente perverso al que está poniendo su rúbrica Rodríguez Zapatero, “a quien increíblemente”, según el yo acuso del autor, “por una incomprensible nostalgia del pasado, está dispuesto a abrir de nuevo las zanjas que los años habían cubierto de hierba apacible (…). La prudencia es una virtud superior a la astucia; la serenidad, la clave de cualquier género de comportamiento responsable. La demagogia temeraria deja de ser un error para convertirse en un mal incalculable. Volver otra vez a recordar lo que el tiempo ha cubierto con su peso y con su valor es un disparate de tremendas e insospechadas consecuencias.”

La penúltima tontería de las cavernícolas

, que son esas mujeres que se pasan el día comiendo soja en todas sus variantes -menos mal que la alfalfa pasó de moda-,  que no comen un cocido porque es malo y tiene grasa, que no se zampan una hamburguesa porque es pecado (su religión es la religión cavernícola. En USA los llaman “food fascist” y la enfermedad psiquiatrica relacionada con todo esto es la ortorexia),  que compran carísimos productos “bio” y “ecológicos”, gastándose una pasta gansa, sólo al alcance de pijas como ellas, que se dejan la mitad de la nómina en el herbolario y acudiendo a la homeopatía para curar una infección de las que requieren antibiótico. Porque, naturalmente (de naturaleza), ellas están en contra de la química. Y eso incluye los medicamentos, la medicina y hasta la ciencia.  En realidad odian la ciencia y el progreso (y la globalización ya no digamos), del cual reniegan y al cual culpan de todos sus males.  También creen que si te atiborras a vitamina C todo el verano luego en invierno no tienes catarros…

Como están empeñadas en volver a la caverna -además nos quieren imponer su involución [Freud no daría a basto para psicoanalizar a tanta cavernícola] a todos- por supuestísimo que no usan microondas, se apuntan al deporte de moda (ahora es el Pilates; que es como la gimnasia de toda la vida pero con acento argentino),  montan pollos cuando ven a un joven fumando en un lugar no autorizado, arrugan la nariz al pasar frente a un Pizza Hut  y mejor ni me meto en qué productos de limpieza utilizan o les compran a sus maridos para que los usen, porque debe ser un escándalo.  Vamos, que son las mujeres soñadas por el régimen nazi.

A estas alturas ya las han reconocido. ¿A que sí? Todos conocemos a unas cuantas. Porque en España las hay a patadas.

La penúltima la relata “Época”. Y es el parto en casa.

El parto hospitalario sacó a muchas mujeres de la Edad Media reduciendo la mortalidad, algo que muchas de nuestras madres sufrieron. ¿Quién les iba a decir que ahora se ha puesto de moda dar a luz en casa? ¿Por gusto? El parto a domicilio suma adeptas bajo el lema “El parto es nuestro”. ¿Y qué pasa con el bebé? Época repasa en este reportaje el porqué es “estúpida” esta moda de parir en casa. (…)
Además del riesgo que conlleva el parto a domicilio, su coste es de 1.600 euros, casi tanto como una clínica privada, que ronda los 2.000 euros. (…)
El profesor José Manuel Bajo Arenas, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), indica que “con el parto hospitalario se ha pasado del 30 por 1.000 de mortalidad perinatal en los años sesenta al 7 por 1.000 actual. Y de las dos mujeres de cada 100 que morían en casa a principios del siglo XX, a una por cada 17.000 partos”.(…)
Lo que no reflejan estas madres son los riesgos del bebé. El doctor Jesús Grande, del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital 12 de Octubre, explica que pueden producirse desprendimientos de placenta que aplasten al bebé, prolapsos del cordón umbilical o subida de la tensión. Además, alrededor del 10% de los fetos sufre episodios de hipoxia aguda (falta de oxígeno). Por eso, cuando se le mencionan los partos a domicilio se muestra tajante: “Con el tráfico que hay en las ciudades supone un gran riesgo para la madre y el niño. No lo recomiendo”.

Naturalmente que en esto, como en lo de los ecolojetas y ecolotontos, también hay carvernijetas (las que se están forrando con los partos a domicilio, por ejemplo) y cavernidiotas.