Archivos diarios: junio 22, 2008

Las tonterías de la semana.

Que contrasten en lugar de comerse las notas de prensa. Que una cosa es que los políticos tengan que montar el show (si parece hasta que Rajoy fuera un gran líder carismático -o sea, de los que les molan a los totalitarios y borregos; carisma por encima de solvencia o rigor-) y otra es tragárselo todo.

1.- El PP aprueba primarias. Mentira. La elección de compromisarios va a ser como ha sido siempre y los cambios son una tomadura de pelo. Si hay dos listas los militantes ya saben a quién apoya qué candidato a compromisario. Vamos, que en Madrid todos sabíamos qué candidatos a compromisarios apoyaban a Aguirre (el 98%) y cuáles a Cobo. Y en los sitios en donde hay dos candidaturas los militantes iban a votar a aquél que fuera a votar a su candidato.

2.- El PP gira al centro. Lo dicen Sopena y María Antonia Iglesias, firmes defensores del PP de Rajoy -lo de ayer en Telecinco me han contado que fue un festival- . Pues será. ¿Verdad?

3.- Rajoy premia a Gallardón y castiga a Aguirre. Cobo por Güemes. Empate. Y los maitines como siempre desde hace décadas. (Bueno, es que ya la chorrada de contar lo del C.E.N. -los que mandan realmente son los secretarios de área y esas cosas- es que… en fin… brigateeeeeeee ¿a que tú también te partes?).

En fin…  El caso es seguir en Matrix para no analizar el giro estratégico del PP (el cambio dado en la ponencia política es lo realmente importante). Su giro hacia posiciones simpáticas para nacionalistas, socialistas y hasta eco-comunistas. Vamos, la vuelta a Alianza Popular, el colmo del zen-tro.

Por cierto, ¿a algunos no se les enciende una lucecita al ver que repiten o dicen lo mismo que El País, El Plural, El Periódico de Franco, Pepiño o Llamazares?¿O se enorgullecen de ser como ellos porque siempre se han avergonzado de no serlo?

 

Anuncios

Aznar: “Nuestro objetivo no es heredar a la izquierda, sino ganarle en las urnas”

El plebiscito valenciano, del cual ha salido elegido la candidatura única con menor respaldo de la historia del PP, ha dejado otro gran discurso. Mientras lo veía en directo por televisión lo cierto es que pensé que era un gran epílogo para lo que ha sido el gran partido democrático español nacido en plena democracia. El Partido Popular. Y lo pronunció justo aquél que lo creó, el mismo que lo llevo al gobierno, el único que podía pronunciarlo: José María Aznar. Cuando Aznar pronunció la última frase de su discurso tuve la sensación de que estaba cayendo el telón. Tal vez por la constancia de que el discurso iba a caer en saco roto. Quieren heredar.

Aquí os lo dejo:

Es para mí un gran honor poder hablar hoy con vosotros de las cosas que nos importan: de nuestro partido, de nuestro futuro y de España. Yo soy uno de los más de diez millones de españoles que el pasado 9 de marzo dio su confianza, otorgó su voto al Partido Popular. Y me sentí muy orgulloso y muy agradecido de contar con la compañía de más de diez millones de españoles.

Soy uno de los 750.000 militantes de este gran partido. Y soy, creo haberlo demostrado claramente, un disciplinado militante que no aspira a nada, que no pide nada, que no juega a nada. Un militante que en las últimas elecciones generales hizo todo lo que se le pidió.

Lo único que yo pedí fue ir a Lizarza a respaldar a Regina Otaola, en un acto que resume mis preocupaciones.

Sigue leyendo