Críticas al Rey desde el centro-derecha liberal

Vidal-Quadras: “El Rey debería repasar la historia de su abuelo y de su tatarabuela

El artículo completo:

La Corona
Aleix VIDAL-QUADRAS

ZP ha anunciado que se dispone a llamar a Mariano Rajoy para cambiar impresiones sobre la crisis económica y eventualmente acordar medidas respaldadas por ambos. Quizá cuando estas líneas aparezcan publicadas se haya producido ya la convocatoria. Lo interesante de esta iniciativa del Presidente del Gobierno es que, según se dice, no ha sido fruto de una decisión súbita de comportarse como un estadista, sino de una sugerencia del Rey, francamente alarmado por el sesgo que están tomando los acontecimientos. Su Majestad tiene motivos sobrados, como el resto de los españoles, para sentirse intranquilo y hace muy bien en procurar influir de manera positiva en situación de tanta gravedad dentro, naturalmente, de los márgenes de su papel constitucional. Porque no hemos de olvidar que nuestro monarca carece de poderes legislativos, ejecutivos o judiciales. Su función es representativa, simbólica, moderadora, arbitral, de contornos borrosos, aunque potencialmente decisiva en su misma imprecisión. La condición de jefe supremo de las Fuerzas Armadas no le faculta para dar órdenes a los ejércitos, competencia reservada al Gobierno, lo que no le impidió intervenir resueltamente el 23-F cuando la Nación quedó por unas horas sin timón.

Don Juan Carlos no puede mandar, pero puede y en ocasiones debe aconsejar, recomendar, advertir, propiciar, lamentar, celebrar, señalar y reflexionar. Y todas estas cosas puede llevarlas a cabo en voz alta en sus intervenciones públicas o en la privacidad de su despacho con y ante quien considere oportuno. Ahora parece ser que lo ha hecho sobrecogido por el rugir de la tormenta en los mercados financieros, lo que le honra. Sin embargo, cabe preguntarse por qué la Corona se activa estimulada por determinados problemas o amenazas y por qué frente a otros, quizá no del carácter agudo y perentorio del derrumbe de Wall Street o del golpe de Tejero, pero no por lentos, solapados e insidiosos, menos terribles, permanece impávida, lejana, casi connivente. Debería repasar la historia de su abuelo y de su tatarabuela, sin ir más lejos. La Historia, maestra de la vida.

Los socialistas (de todos los partidos), tan amigos de Su Majestad el rey republicano del “hablando se entiende la gente“, se rasgarán las vestiduras.

Anuncios

3 pensamientos en “Críticas al Rey desde el centro-derecha liberal

  1. ProfesorM

    Muy buenas a todos:

    Poniendo el dedo en la llaga como siempre Vidal-Quadras. El Rey, o se calla o a la p… calle. Es inaceptable para una democracia que el único servidor público que no accede por vía democrática o funcionarial se dedique a medrar en el sentido que más le convenga, o a el mismo o a sus amigotes.

    Un saludo a todos

  2. Fernando

    Resulta curioso negar el aspecto moderador que el mismo Aleix indica en su artículo. El Rey no obliga, sugiere a ZP la reunión, ya no más.

Los comentarios están cerrados.