Fernández de la Vega Vogue… antes muerta que sencilla

64.000 euros en muebles nuevecitos se va a gastar en plena crisis de dinero del contribuyente la socialista que posee el fondo de armario más grande desde Aída Alvarez, la de la cámara frigorífica para los visones.

Claro que eso no es nada en comparación con los 180.000 euros que se ha gastado Belloch (ex jefe de la modestísima de la Vogue) en ¡una mesa! Eso sí, ha renunciado a las sillas, a razón de casi 3.000 euros por cada una de ellas. Y eran como 30.

O los millones que austero el gobierno de ZP (42 millones en “gastos del del Palacio de la Moncloa”) se está gastando -créditos FAD inclusive- en pintar el techo (pinta un colegita de esos de ^^) de una habitación en Ginebra.

¡Socialismo o muerte!

Anuncios

8 pensamientos en “Fernández de la Vega Vogue… antes muerta que sencilla

  1. Libertad

    El otro día sale Ibarra “argumentando” el gastazo, es decir, negarlo insultando de paso a quien lo denuncia. Pero es porque es muy bruto, la técnica standard de los suciatas en estos casos es mandar la consigna de que no se hable en los medios del asunto, si hay preguntas pues “se ha exagerado”. La campaña de insultos arrecia, claro, pero por otro lado, sin mancionar la pasta. Ya te digo que son más finos que Ibarra.

  2. murck43

    Sois la leche a ver que sillas pone el pobre Belloch con esa mesa, por que , por vosotros los del ZENtro seguro que le ponéis banquetas de cocina.
    Total para que ahorrar si es de los demás

  3. Anamar

    Además somos unos incultos que no entendemos que el arte no tiene precio, y todo eso seguro que es muy artístico.

  4. ZP_NO_ES_BUENO

    El tema del despilfarro en tiempos de crisis es algo que empieza a tomar tintes de país tercermundista.
    Cuando un pueblo vé decrecer su economía, vé como sus hijos pierden su empleo, vé como no puede disfrutar de sus vacaciones por que no le llega el dinero y vé como sus dirigentes siguen gastando dinero a espuertas, en gastos claramente superfluos, para dar la nota y aprovecharse del dinero público y no hace nada, es un pueblo condenado a la muerte social.

    Acabaremos siendo tratados como inmigrantes cuando viajemos por Europa, incluso en países como Polonia, que antes nos envidiaba y ahora nos mira por encima del hombro.

    GraZias ZP

  5. Libertad

    Anamar, la frasecita de Desatinos sobre el precio del arte se las trae. Va el tío y dice que sólo los necios confunden valor con precio, entonces va el tío y dice ¡que el arte no tiene precio! confundiendo precio y valor de manera espectacular. Hay que reconocer que para contradecirse, descalificar a los demás cuando es en realidad una autodescalificación, robar a espuertas, con esa rapidez, esa violencia y esa brevedad hay que estar muy experimentado, ser muy necio y ser muy bribón.

Los comentarios están cerrados.