Archivos diarios: enero 21, 2009

Por qué nadie habla del presunto caso de espionaje de Madrid

Muy sencillo: porque nadie sabe qué hay detrás de esto ni a qué obedece la , ni a quiénes afecta ni hasta donde han llegado las investigaciones. Tiene toda la pinta de no ser como algunos creen, sí ser una cortina de humo para tapar otras cosas o destapar algún escándalo colateral y que Granados, según me dicen, no tendría nada que ver en el asunto. De hecho, por lo que me cuentan,  ni en la Mastaba afirman semejante tontería (el equipo de Aguirre espiándose entre sí y a Manuel Cobo; ni pies ni cabeza para cualquiera medianamente enterado).

Lo único que se sabe de momento es que la Fiscalía dice que no hay delito alguno. Bueno, ni indicio de.  Por eso de que hacer fotos en lugares públicos no es constitutivo de delito. Y que en la Puerta del Sol sí creen que estamos ante un hecho delictivo pero tienen claro que no es entre miembros del PP de Madrid. Por eso han denunciado y, tal vez porque algo sospechan,  afirman que estamos ante una operación de derribo de Aguirre (¿en previsión del 2 de mayo marzo?). Eso sí, lo de Caja Madrid témome, como dice Pedro J., que tiene que ver en el asunto. Léanlo.

Ni los más descerebrados o deslenguados se atreven a piar. Por si acaso el ridículo y tal. A lo mejor resulta que esta noticia ha sido confirmada por tres fuentes a la SER. Como los de los mil calzoncillos. O que se haya gestado la cosa en una capital europea congresual. A saber. Yo no me atrevo.

No, no puedo ser más clara. Es raro. Todo muy raro.

Actualización

El PP señala a Interior en la trama de espionaje de la Comunidad de Madrid. Poco a poco empiezan a encajar piezas del puzzle. Tiene que haber sido alguien cercano a Ignacio González el que espió (el que dió la orden es otra cosa). Porque no levantó sospechas al filmar tan de cerca. Y por lo datos tan reservados que tenía.

Lío en el Ateneo de Madrid.

¡Pues no les cuento que ayer van y se juntan liberales de todas las tendencias, pelajes y hasta partidos políticos , convocados por el Ateneo y por el Club Liberal para debatir sobre “Perspectivas políticas del liberalismo en España en la próxima década 2009-20129“! ¡Ahí es nada!

 

Allí había de todo. Liberal-conservadores,liberal-progresistas, liberal-anarcocapitalistas,liberal-minarquistas, randianos, misianos, hayekianos…  Nota: a mí no me miren que yo sólo soy anghara. Ya saben que está de moda eso tan excluyente del “hola, yo soy liberal-minarquista-paleofriki-progresista-ancap-misiano-estatista pero poco-reveliano de los López de toda la vida. ¿Y tú de qué tribu eres?” “Tu padre por si acaso”

Pues ahí se plantó menda lerenda, cámara de fotos en ristre (libre difusión citando la fuente, as usual), invitada por UPyD Salamanca (¡si es que Jorge es un liante! ¡qué exitazo chico!),  para inmortalizar el primer debate sobre liberalismo que contó con la presencia (todos juntos pero no revueltos) de representantes del Partido Popular (Pablo Casado y Ana Torme), UPyD (Fernando Maura y Miguel Ángel Quintana), Innovación Democrática (José María Montoto) y Ciudadanos (Albert Rivera).  Y FAES. Y el Club Liberal. Histórico, claro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además de los políticos, que eran numerosísimos, independientes como el doctor Nebreda, Aurelio García de Sola del Club Liberal, Ignacio del Río y Chinchetru, José Carlos Rodríguez, Mikel Buesa, Gonzalo Fernández de Córdoba, Félix Ortiz,  el presidente de la Asociación para la Defensa de las Libertades y Derechos Civiles  o María Blanco. (Álvaro Lodares, no me voy a olvidar de tí) Prevost, nuestro Prevost, también estuvo presente y tomando notas, por lo cual seguro que subirá crónica a su blog en breve.

 Llenazo total en la sala. Éxito absoluto. Tal vez falló un poco el sistema. Demasiados ponentes (a diez minutos por barba, gong, blablablbalbla, gong… al tercer aviso a toriles) y poco debate. Cosas del horario. Y eso que el asunto se alargó (¿existe el liberalismo con adjetivo o no necesita adjetivo? ¿qué es ser liberal? ¿la crisis supone el derrumbe del liberalismo o por el contrario ahora es más necesario que nunca?  Hasta el nombre de Víctor Gago salió por ahí, por boca de Miguel Ángel Quintana (UPyD) y su cerrada defensa de la libertad de expresión.

Y se lió, claro. Porque allí cada cual, como yo entiendo que es normal, entendía el liberalismo a su manera. Bueno, todo el mundo no

El representante del liberalismo simpático no tuvo a bien explicarnos qué entiende él por esa mezcla entre liberalismo y socialismo que defendió desde las páginas de “El País”, justo al tiempo en que su jefe de filas invitaba a los liberales a irse del Pepé.

 

Pues me quedé con las ganas de enterarme qué es eso de la simpatía. Por ponerme borde.

OTROSÍ

“de los perfiles que tiene Rajoy, recomiendo que no se fíen de ninguno, porque casi todos están hechos por sus enemigos” (Esteban González Pons, cada vez que hablo sube el pan). JAJAJAJAJAJAJA.

Discurso íntegro de José María Aznar – Doctorado Honoris Causa CEU Valencia

Gran Canciller

Excelentísimo señor Rector

Excelentísimo señor presidente de la Comunidad Valenciana,

Excelentísima señora alcaldesa de Valencia

Apreciado profesor Schwartz

Señoras y señores doctores

Miembros del claustro de profesores

Señoras y señoras,

Tengo el privilegio de recibir el doctorado “honoris causa” con el que la Universidad CEU Cardenal Herrera me ha distinguido.

Me siento profundamente honrado y sinceramente agradecido al incorporarme en este acto a vuestra comunidad académica.

Desde que cumplí mi compromiso público -contraído con los españoles muchos años antes- de dejar la política activa, la Universidad forma parte de mi vida. Como profesor de la Universidad de Georgetown, como conferenciante habitual en foros académicos y, desde luego, como Presidente de una fundación -la Fundación FAES- que se precia de su colaboración y diálogo con la Universidad.

Esta Universidad CEU Cardenal Herrera, firmemente arraigada en la sociedad de la que forma parte, contribuye a su desarrollo con la formación y con el estudio. Unir conocimiento y valores, reconocerse parte de un legado cultural y otorgar a sus raíces cristianas el valor que merecen, es un esfuerzo a menudo descalificado.

No se trata de una reivindicación religiosa, que puede carecer de sentido para un sector más o menos amplio de la sociedad. Tampoco hablamos de pretensiones confesionales que están fuera de lugar en una sociedad plural. Se trata simplemente de una necesidad cultural, de la conservación de nuestra identidad europea y occidental.

Una identidad de raíces cristianas que es posible defender desde posiciones laicas y desde posiciones confesionales.

El Papa Benedicto XVI, en su encuentro en París con intelectuales franceses el 12 de septiembre del año pasado, abogó por una “laicidad positiva”.

Entonces, Benedicto XVI alertó sobre la prueba a la que la cultura occidental está sometida por la tensión ejercida sobre ella desde dos extremos: por una parte, la “arbitrariedad subjetiva” y, por otra, el “fanatismo fundamentalista”. “Sería fatal –añadía- si la cultura europea de hoy llegase a entender la libertad sólo como la falta total de vínculos, y con esto favoreciese inevitablemente el fanatismo y la arbitrariedad. Falta de vínculos y arbitrariedad no son la libertad sino su destrucción”.

Sigue leyendo