Una acción de PRISA vale lo mismo que un periódico

A 1,14 euros  ha caído la acción de los polanquitos. Y los 5.000 millones de deuda siguen siendo 5.000 millones. Toda PRISA vale ya en bolsa 250 millones de euros.

el próximo 31 de marzo vence la prórroga concedida al crédito de 1.950 millones que en su día el grupo asumió para poder hacer frente a la opa lanzada sobre Sogecable. En julio de 2008 acordó la novación del crédito acordado inicialmente con HSBC y después sindicado por La Caixa, Banesto, BNP, Caja Madrid y Natixis

A este paso no van a ser seis meses lo que tarde PRISA en valer menos que mi Wii. Bueno, es que a este paso no va a salir rentable hacer el cambio.

Prisa negocia a contrarreloj con los bancos para que retrasen de nuevo ese vencimiento, según ha podido saber El Confidencial por fuentes financieras.

Qué gran empresario que eres, Cebrián. Me da que  no llegarás a comerte el turrón como tal.

Anuncios

6 pensamientos en “Una acción de PRISA vale lo mismo que un periódico

  1. aleon

    Iba a reirme a mandíbula batiente, pero luego me acordé que el dinero público no es de nadie y que a zETAp le mola regalarlo.

  2. ZP no vale

    De acuerdo con ZP_no_es_bueno porque mirad si tiene estómago el ex-franquista de Cebrián para meter sus narices en esto

    Cebrián maquina para que Patxi López no “expulse” al PNV

    (PD).- Quedan dos meses trepidantes para la política vasca y para el
    futuro de ZP. Y PRISA se ha puesto a trabajar a marchas forzadas.
    ¿Para qué? Evidente. El País está alentando a Patxi López para que no
    se decante por el frente españolista, forzando “la expulsión del PNV
    del poder en Euskadi” (sic). ¿Expulsión? La campaña ha comenzado. No
    le ha caído a López el “Discurso del método” que el todopoderoso
    Cebrián le dedicó a Redondo Terreros, y que acabó con su carrera
    política. Pero, maquinar, claro que está maquinando.

    Es hora de hacer ingeniería política. Patxi López podría gobernar en
    el País Vasco con el apoyo del PP y de UPyD (“frente españolista”, le
    llaman despectivamente los nacionalistas o los partidarios de
    encamarse con los independentistas). Una opción que ha despertado
    entusiasmo en determinados sectores de la población vasca -la inmensa
    mayoría de las víctimas del terrorismo y asociaciones cívicas de
    exiliados de Euskadi- pero que a Juan Luis Cebrián, consejero delegado
    de PRISA y El País, no le despierta ninguno. Su opción, de todas
    todas, es que Patxi López no “expulse” al PNV.

    El lunes, conocidos ya los resultados, el diario El País
    editorializaba sobre el tema. Esto decía el diario de PRISA:

    Antes de llegar a la investidura habrá sin duda mucho que hablar y
    negociar, porque malo sería que la oferta de hablar con todos y
    escuchar las razones de los demás, reiterada ayer por Patxi López, no
    incluyera hacerlo con el PNV, cuya posición de primera fuerza le
    otorga el derecho a plantear su propia alternativa. Podría ser la de
    un acuerdo con el PSE, y también la de un Gobierno monocolor del PNV
    en minoría, abierto a pactos diversos. Esto último encajaría con el
    deseo de la dirección del PNV de librarse de unos aliados que le
    habían encajonado en una política que llevaba al enfrentamiento sin
    salida con el Estado y la legalidad constitucional. Pero tan legítima
    como esas fórmulas es la de un Gobierno socialista en minoría tras un
    voto de investidura apoyado por el PP.

    Insisten. Este martes, el tiro a Patxi López pretende ser más sutil.
    El diario de PRISA va a tope con “Patxi López se lanza a gobernar en
    solitario como lehendakari”. Y en antetítulo va la bala. “Zapatero
    avala la expulsión del PNV del poder en Euskadi”.

    ¿Expulsión? Todo un editorial de Cebrián.

    “DISCURSO DEL MÉTODO”

    Si es verdad que los resultados son otros que en 2001, cuando Redondo
    Terreros hacía frente con Mayor Oreja para desalojar al nacionalismo
    -se quedaron a un escaño-, más cierto es que Felipe González no es
    Zapatero. El presidente socialista actual va más a su aire y no
    analiza cada mañana las páginas del diario que dirige Javier Moreno
    para ver por dónde tirar. PRISA ya no es lo que era.

    Fue pocos días después de las elecciones vascas del 14 de mayo de 2001
    cuando Juan Luis Cebrián arremetió contra Redondo Terreros, partidario
    del acuerdo con el PP, en su archifamoso “Discurso del método”. Éste
    artículo sirvió para que éste fuese automáticamente defenestrado. Su
    sustituto, Patxi López.

    Ahora todo es más sibilino. Pero Cebrián no ha cambiado. Patxi López y
    Zapatero no tienen que “expulsar” al PNV del País Vasco. O sea, lo mismo.
    http://blogs.periodistadigital.com/24por7.php/2009/03/03/elpais-expulsion-cebria
    n-pnv-patxi-lopez-0987

Los comentarios están cerrados.