Manifiesto de Madrid

 

«Los abajo firmantes, profesores de universidad, investigadores, académicos, e intelectuales de diferentes profesiones, ante la iniciativa del Grupo Socialista en el Congreso, por medio de la Subcomisión del aborto, de promover una ley de plazos, suscribimos el presente Manifiesto en defensa de la vida humana en su etapa inicial, embrionaria y fetal y rechazamos su instrumentalización al servicio de lucrativos intereses económicos ó ideológicos.

En primer lugar, reclamamos una correcta interpretación de los datos de la ciencia en relación con la vida humana en todas sus etapas y a este respecto deseamos se tengan en consideración los siguientes hechos:

a) Existe sobrada evidencia científica de que la vida empieza en el momento de la fecundación. Los conocimientos más actuales así lo demuestran: la Genética señala que la fecundación es el momento en que se constituye la identidad genética singular; la Biología Celular explica que los seres pluricelulares se constituyen a partir de una única célula inicial, el cigoto, en cuyo núcleo se encuentra la información genética que se conserva en todas las células y es la que determina la diferenciación celular; la Embriología describe el desarrollo y revela cómo se desenvuelve sin solución de continuidad.

b) El cigoto es la primera realidad corporal del ser humano. Tras la fusión de los núcleos gaméticos materno y paterno, el núcleo resultante es el centro coordinador del desarrollo, que reside en las moléculas de ADN, resultado de la adición de los genes paternos y maternos en una combinación nueva y singular.

c) El embrión (desde la fecundación hasta la octava semana) y el feto (a partir de la octava semana) son las primeras fases del desarrollo de un nuevo ser humano y en el claustro materno no forman parte de la sustantividad ni de ningún órgano de la madre, aunque dependa de ésta para su propio desarrollo.

d) La naturaleza biológica del embrión y del feto humano es independiente del modo en que se haya originado, bien sea proveniente de una reproducción natural o producto de reproducción asistida.

e) Un aborto no es sólo la «interrupción voluntaria del embarazo» sino un acto simple y cruel de «interrupción de una vida humana».

f) Es preciso que la mujer a quien se proponga abortar adopte libremente su decisión, tras un conocimiento informado y preciso del procedimiento y las consecuencias.

g) El aborto es un drama con dos víctimas: una muere y la otra sobrevive y sufre a diario las consecuencias de una decisión dramática e irreparable. Quien aborta es siempre la madre y quien sufre las consecuencias también, aunque sea el resultado de una relación compartida y voluntaria.

h) Es por tanto preciso que las mujeres que decidan abortar conozcan las secuelas psicológicas de tal acto y en particular del cuadro psicopatológico conocido como el «Síndrome Postaborto» (cuadro depresivo, sentimiento de culpa, pesadillas recurrentes, alteraciones de conducta, pérdida de autoestima, etc.).

i) Dada la trascendencia del acto para el se reclama la intervención de personal médico es preciso respetar la libertad de objeción de conciencia en esta materia.

j) El aborto es además una tragedia para la sociedad. Una sociedad indiferente a la matanza de cerca de 120.000 bebés al año es una sociedad fracasada y enferma.

k) Lejos de suponer la conquista de un derecho para la mujer, una Ley del aborto sin limitaciones fijaría a la mujer como la única responsable de un acto violento contra la vida de su propio hijo.

l) El aborto es especialmente duro para una joven de 16-17 años, a quien se pretende privar de la presencia, del consejo y del apoyo de sus padres para tomar la decisión de seguir con el embarazo o abortar. Obligar a una joven a decidir sola a tan temprana edad es una irresponsabilidad y una forma clara de violencia contra la mujer.

En definitiva, consideramos que las conclusiones que el Grupo Socialista en el Congreso, por medio de la Subcomisión del aborto, trasladará al Gobierno para que se ponga en marcha una ley de plazos, agrava la situación actual y desoye a una sociedad, que lejos de desear una nueva Ley para legitimar un acto violento para el no nacido y para su madre, reclama una regulación para detener los abusos y el fraude de Ley de los centros donde se practican los abortos».

Anuncios

8 pensamientos en “Manifiesto de Madrid

  1. Partido Sospechoso Once Eme

    Un argumento hitleriano, para que veamos lo cerca que está nuestra izmierda española con la ideología nacional-socialista:

    El responsable de los linces de Doñana justifica el aborto porque “hay superpoblación humana”

    http://blogs.periodistadigital.com/microfono.php/2009/03/17/linces-aborto-superpoblacion-humanos-cop

    ¡¡¡Superpoblación humana!!! ¿Qué humanos sobran y cuales no?

    ¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI se dé prioridad a la vida de un toro, un lince, un simio o una planta antes que a un ser humano?

    ¿Por qué si tocas un huevo de de un quebrantahuesos (un buitre) vas a la cárcel y si abortas en este país están por darte un premio?

    Estamos en manos de unos intervencionistas criminales que no dudarían en mandarnos al otro mundo.

    Que se lo pregunten a Jesús Neira, los Sorias, Montes y Zapateros se lo querían llevar al otro barrio “por su bien para que no sufriera” como hicieron con Eluana:

    Los médicos propusieron ‘desenchufar’ a Jesús Neira

    http://blogs.periodistadigital.com/bokabulario.php/2009/03/18/los-medicos-propusieron-desenchufar-a-je-1

    Es lo que tiene el intervencionismo, otros deciden por ti, aunque decidan por tu vida, “la vida indigna de ser vivida” como decían los nazis.

  2. anghara Autor de la entrada

    ¡¡¡Superpoblación humana!!! ¿Qué humanos sobran y cuales no?

    De lo hay es superpoblación de ecolotontos.

  3. Pingback: El Manifiesto de Madrid contra el aborto

  4. Partido Sospechoso Once Eme

    “De lo hay es superpoblación de ecolotontos.”

    Ecolotontos con una mentalidad muy peligrosa como el tío este de Doñana.

  5. Marcos

    En verdad, según un estudio publicado por la revista del SAIN (ahora no encuentro el enlace), la producción de bienes capaces de satisfacer las necesidades humanas quintuplica a la población mundial, es decir, que faltos de espacio o de recursos (incluyendo la energía) no estamos precisamente.

    Si el espacio fuera problema, se está desarrollando tecnología de sobra para ganar terreno al mar y al desierto.
    La industrialización de la agricultura hace producir toneladas de alimentos antes inimaginables.
    Y recursos energéticos, lejos de agotarse hay cada vez más. Baste ver el impresionante programa de I+D israelí y su Energy Tower. (Pondré los enlaces con tiempo, si me los piden)

    Pero es la excusa barata de siempre. Además, aunque así fuera, tampoco es aceptable. Tenemos el ejemplo de un país con muchas más dificultades de recursos que el nuestro, Bolivia, donde las mujeres tienen 30 veces más problemas que aquí, y sin embargo a nadie se pasa por allí la idea del aborto.

    Otro ejemplo. He visto documentales en los que los indios del Amazonas sacrificaban hijos a los dioses del río (trabajo y no tengo tiempo para los enlaces, pero los buscaré si son solicitados). A todos nos parece bárbaro, pero si te pones a pensar, ¿no es lo mismo que el aborto? ¿O es que las mujeres occidentales viven peor que las madres adolescentes amazónicas?

  6. alberto

    Si alguien, de forma científica, me puede aclarar porqué un embrión con 22 semanas es un ser humano y con 21 semanas no lo es, entonces cambiaré mi forma de pensar…..
    Mientras tanto lo tengo muy claro: el aborto no es más que un crimen consentido por esta sociedad, una respuesta rápida ante un “problema”, una clara derrota de esta sociedad “avanzada” en la que vivimos.
    Pregunta: ¿ Es esto lo que vale la vida humana?.

Los comentarios están cerrados.