Prensa dominical. Losantos, polémico pero cierto.

Federico Jiménez Losantos en El Mundo:

R. No en la base, la derecha social: la capacidad de movilización popular de la derecha contra el Gobierno, en los últimos años, ha sido impresionante, no existió ni antes de la guerra. Pero la derecha política sí es acomplejada, y de ahí que muchos digan: «Yo no soy de derechas, soy de centro»;Tú lo que eres es un gili… ¿Suárez era de centro?, ¡pero si era el secretario general de la Falange!, ¿cómo que centro? Será el centro de la dictadura, ¿no? Es una chapuza que viene de la Transición. Y Aznar, que fue quien rehizo la derecha, desde la oposición, ayudado por algunos medios y periodistas como Antonio Herrero, Pedro J., etcétera, planteó una regeneración total de las instituciones, pero cuando llega al poder se carga de raíz toda posibilidad.

Y digo yo… ¿por qué luego alguien tan lúcido intelectualmente se pierde cuando de UPyD se trata? Joe, por favor, que se lea el borrador de programa estalinista...

Adenda: Le falta recordar que lo del centro fue un invento del centrista Fraga en los sesenta. Invento que le birló un avispado Adolfo Suárez.

Y para compensar cual centrista muy centrada lean a Federico Quevedo. Tiene razón en cuanto a Libertas, en mi opinión. Luego, sus obsesiones antilosantianas o de portavoz de Martínez Castro, le pierden.

La candidatura de Ciudadanos-Libertas no busca su nicho electoral en el fundamentalismo conservador, sino que pretende atraer a ese elevado porcentaje de descontentos provenientes de la izquierda moderada, de ahí que el elegido para encabezar la lista sea una persona de sobra conocida, con una visión muy abierta y plural de la sociedad, que lo primero que dejó claro antes de aceptar el encargo fue que él no iba a esa lista a defender posiciones ultracatólicas -que es de lo que se acusa a la Plataforma Libertas-, sino algo tan simple y aceptable como una Europa más democrática.