Archivos diarios: mayo 3, 2009

Los sindicatos verticales del régimen quieren reventar la candidatura olímpica de Madrid

Así que pretenden la semana que viene, cuando están aquí los del COI, paralizar la ciudad. Huelga de Metro.

Y estos son los que dicen que no hay motivos para hacerle una huelga general a ZP. Los mismos. Son gentuza.

Mientras, los del Pepé presumiendo de haber metido a toda la familia (que si hijos, que si cuñados, que si hermanos) en la lista europea en lugar de denunciar esto. Así nos va.

Libertas – Ciudadanos

El Premio Nobel de la Paz Lech Walesa (como todo el mundo sabe un “radical” de tres pares de narices -va a resultar que Solidaridad era totalitario y el comunismo democrático-; a ver qué se inventan ahora los que andan mintiendo acerca de Libertas-Ciudadanos o los que andan montando la pataleta) vendrá a España a mostrar su apoyo a Miguel Durán

Mirad qué “ultra”:

En 1976 Wałęsa perdió su trabajo en el astillero de Gdańsk por recoger firmas para la petición de construir un monumento en memoria de los trabajadores asesinados. Debido a su inclusión en una lista negra informal, no pudo encontrar otro trabajo y fue mantenido, por un tiempo, por amigos personales muy cercanos.

En 1978 junto a Andrzej Gwiazda y Aleksander Hall, organizó el movimiento clandestino Sindicato libre de Pomerania (Wolne Związki Zawodowe Wybrzeża). Fue detenido varias veces en 1979 por desarrollar una organización “anti-estado”, pero no fue declarado culpable en el jucio y fue liberado a principios de 1980, tras lo cual volvió al astillero de Gdańsk.

El 14 de agosto de 1980, tras el comienzo de una huelga laboral en el Astillero Lenin de Gdańsk, Wałęsa escaló su muro ilegalmente y se convirtió en líder de la huelga. Esta huelga fue seguida de forma espontánea por otras por toda Polonia. Varios días después detuvo a los trabajadores que querían dejar el astillero de Gdańsk y los persuadió para organizar el Comité de Coordinación de Huelga (Międzyzakładowy Komitet Strajkow) para dirigir y apoyar la huelga general espontánea en Polonia.

En septiembre de ese año, el gobierno comunista firmó y acordó con el Comité de Coordinación de Huelga permitir la legalización de la organización, pero no sindicatos realmente libres. El Comité de Coordinación de Huelga se legalizó como Comité de Coordinación Nacional del Sindicato Libre Solidarność, y Wałęsa fue elegido presidente de ese comité.

Wałęsa permaneció en ese puesto hasta diciembre de 1981, cuando el Primer Ministro Wojciech Jaruzelski declaró la ley marcial. Fue encarcelado durante 11 meses en el sureste de Polonia, cerca de la frontera con la Unión Soviética hasta el 14 de noviembre de 1982.

(Sigue leyendo la biografía de este luchador por la libertad)

Os lo cuento yo porque no sé si en COPE o la SER lo contarán. Me da que no. Libertas-Ciudadanos es el outsider de estas elecciones. Y sólo por eso tiene toda mi simpatía.

La agonía de PRISA

Desolada estoy. Aquí os dejo el artículo, magnífico, que ayer publicaba en El Confidencial S. McCoy. De cabo a rabo recomiendo leerlo.

Prisa, ese cadáver mediático andante

Siento especial predilección por lo extraño, por todo aquello que no responde a una lógica normal de mercado y que, en consecuencia, puede llevar aparejado una interpretación interesante que va más allá de la aburrida dinámica cotidiana del día a día. Escribir todos los días es duro. Y que haya motivos para que lo escrito se lea más todavía. De ahí que busque muchas veces fantasmas donde no los hay. Si una compañía cotizada publica sus resultados a última hora de la tarde de una víspera de puente, a servidor, casi de forma automática, se le enciende una alarma imaginaria en la cocorota. ¿Y si…? Con ese espíritu trabajo el Día del Trabajo, qué paradoja, sobre las cifras del primer trimestre dadas a conocer el jueves a la hora de la cena por el Grupo Prisa. Y, si les digo la verdad, no por intuido su contenido decepcionan lo más mínimo. Si todos los grandes imperios de la comunicación en España padecen una situación complicada, el que fuera santo y seña de Jesús de Polanco agoniza sin remedio. Muy difícil verle una salida, la verdad.

Sigue leyendo