La Pesoe ayuda a lo “probres”

Si estás ahogado y no puedes pagar tu hipoteca y el temor a perder tu casa te está atenazando, los bancos, hartos de tener un stock impresionante de viviendas que no consiguen colocar, te facilitarán una renegociación de tu deuda. Pero, ah, amigo. Luego está la Pesoe. Y esa es implacable.

Los cientos de miles de hipotecados que tienen dificultades para pagar la letra mensual por culpa de la crisis y el paro han encontrado una gran receptividad (interesada) en la banca para relajar los pagos y que no pierdan su casa. Pero este alivio está en peligro por culpa de los impuestos. Las comunidades autónomas, con el respaldo de Hacienda, están tratando de cobrar impuestos a todas las operaciones que rebajan los pagos mensuales de los hipotecados, lo que ha dado pie a un duro enfrentamiento con la banca y pone en peligro estas soluciones… y la tasa de morosidad de bancos y cajas.

Puedes comentar aquí