Archivos diarios: abril 26, 2009

Matones contra la defensa del derecho a vivir.

Me entero vía Elentir, que enlaza HazteOir. Varios energúmenos, que a buen seguro se tienen por “demócratas”, “tolerantes” y “progresistas”, han demostrado estar llenos de talante, emprendiéndola a golpes con los voluntarios de Derecho a Vivir (DAV) de El Ferrol. Por cierto, la agresión estaba más que planificada. Nadie va por ahí con sprays en el bolsillo.

Los hechos empezaron cuando los agresores se acercaron a la mesa de recogida de firmas instalada por los voluntarios de DAV, que contaba con los permisos oportunos, y empezaron a rociar con spray los carteles y la mesa de recogida de firmas.

Ante ello uno de nuestros voluntarios, Jaime, les espetó preguntándoles qué era lo que estaban haciendo, y les pidió que pararan; pero, sin tiempo a reaccionar, el grupo de agresores, entre los que había una joven, se abalanzó sobre él con gran violencia y, tras tirarle al suelo, le propinaron numerosas patadas y golpes, especialmente en la cara, lo que le ha provocado numerosas contusiones.

Ante esta agresión, un ciudadano de nacionalidad chilena, que en ese momento estaba dejando su firma en la mesa de DAV, trató de salir en defensa del agredido, pero los agresores la emprendieron a golpes contra él, hasta el punto de partirle un labio.

También fueron zarandeadas y golpeadas otras dos voluntarias de DAV, un a voluntaria de 60 años, que fue arrojada al suelo, y una joven que también colaboraba en la recogida de firmas.

Ante estos hechos, varios empleados de un supermercado cercano salieron en auxilio de los agredidos, y al ver que acudían los agresores se dieron rápidamente a la fuga.

De momento, Jaime permanece en el hospital, a la espera de que se le practiquen nuevas pruebas para recibir el parte definitivo de lesiones, centradas especialmente en el rostro.

Y es que si hay algo que los “tolerantes demócratas progresistas” llevan mal es la gente que no piensa como ellos y encima se atreve a defender aquello en lo que cree.

Hijos de perra.

Anuncios

Prensa dominical. Losantos, polémico pero cierto.

Federico Jiménez Losantos en El Mundo:

R. No en la base, la derecha social: la capacidad de movilización popular de la derecha contra el Gobierno, en los últimos años, ha sido impresionante, no existió ni antes de la guerra. Pero la derecha política sí es acomplejada, y de ahí que muchos digan: «Yo no soy de derechas, soy de centro»;Tú lo que eres es un gili… ¿Suárez era de centro?, ¡pero si era el secretario general de la Falange!, ¿cómo que centro? Será el centro de la dictadura, ¿no? Es una chapuza que viene de la Transición. Y Aznar, que fue quien rehizo la derecha, desde la oposición, ayudado por algunos medios y periodistas como Antonio Herrero, Pedro J., etcétera, planteó una regeneración total de las instituciones, pero cuando llega al poder se carga de raíz toda posibilidad.

Y digo yo… ¿por qué luego alguien tan lúcido intelectualmente se pierde cuando de UPyD se trata? Joe, por favor, que se lea el borrador de programa estalinista...

Adenda: Le falta recordar que lo del centro fue un invento del centrista Fraga en los sesenta. Invento que le birló un avispado Adolfo Suárez.

Y para compensar cual centrista muy centrada lean a Federico Quevedo. Tiene razón en cuanto a Libertas, en mi opinión. Luego, sus obsesiones antilosantianas o de portavoz de Martínez Castro, le pierden.

La candidatura de Ciudadanos-Libertas no busca su nicho electoral en el fundamentalismo conservador, sino que pretende atraer a ese elevado porcentaje de descontentos provenientes de la izquierda moderada, de ahí que el elegido para encabezar la lista sea una persona de sobra conocida, con una visión muy abierta y plural de la sociedad, que lo primero que dejó claro antes de aceptar el encargo fue que él no iba a esa lista a defender posiciones ultracatólicas -que es de lo que se acusa a la Plataforma Libertas-, sino algo tan simple y aceptable como una Europa más democrática.

El que no lo quiera ver, que no lo vea

Jesús Cacho en El Confidencial

En un entorno deflacionario como el presente y en economías altamente endeudadas como la española, la combinación de demanda agregada y precios en caída libre con salarios reales en crecimiento -olé, otra vez, a los sindicatos- se traducirá inexorablemente en nuevos cierres de empresas y en más paro, retroalimentando el proceso recesión/depresión. Se ha dicho hasta la saciedad que una economía rígida y carente de flexibilidad como la española reacciona ante un entorno crítico como el actual destruyendo de forma masiva producción y empleo. Si a ello se le suma una política alocada de gasto público, el panorama adquiere tintes tenebrosos. Vamos de cabeza hacia situaciones de estancamiento tan dilatadas como la de Alemania o Portugal, que lleva más de 10 años en el pozo, por no hablar de Japón. Con la diferencia de que el paro portugués, con ser alto, se ha mantenido en torno al 12% y el japonés nunca ha superado el 5%. Para España, la amenaza de una economía creciendo entre el 0,5% y el 1,5% durante muchos años, con tasas de paro superiores al 20%, está cada día más cerca, lo cual pergeña un horizonte de un empobrecimiento colectivo atroz. Por mantener el Estado del Bienestar en su actual versión a toda costa, corremos el riesgo de acabar con cualquier traza de bienestar.

Ya sabemos cuál es la respuesta oficial: más gasto público y más intervención, la receta que jamás ha sacado a país alguno de la crisis.